Gran Bretaña responsabiliza a las redes sociales de contenido inadecuado aun sin calificaciones

Gran Bretaña dijo que obligaría a las compañías de redes sociales como Facebook, Twitter y Snap a hacer más para bloquear o eliminar contenido dañino en sus plataformas.

Luego de una consulta, el gobierno del Reino Unido dijo que planeaba legislar para garantizar que las empresas tuvieran sistemas para combatir el contenido dañino como el abuso infantil, el acoso cibernético y la propaganda terrorista.

La política, que se desarrollará en los próximos meses, no supondría una carga excesiva para las empresas, dijo el gobierno. Las sanciones aún no se han decidido, pero dice que las nuevas reglas se aplicarán de manera «justa, proporcionada y transparente».

Los gobiernos de todo el mundo están luchando sobre cómo controlar mejor el contenido en las plataformas de redes sociales, a menudo acusados ​​de fomentar el abuso, la difusión de la pornografía en línea y de influir o manipular a los votantes.

Alemania introdujo regulaciones estrictas en las redes sociales en 2018, que pueden ver multas a las plataformas si no revisan y eliminan contenido ilegal dentro de las 24 horas posteriores a su publicación. Australia también ha legislado.

«A medida que Internet continúa creciendo y transformando nuestras vidas, es esencial que logremos el equilibrio correcto entre un mundo virtual próspero, abierto y vibrante, y uno en el que los usuarios estén protegidos contra daños», dijo el ministro digital de Gran Bretaña, Nicky Morgan, y el ministro del Interior, Priti. Patel dijo en un comunicado.

Las nuevas regulaciones se aplicarán a las plataformas en las que se comparte contenido generado por el usuario, por ejemplo, a través de comentarios, foros o videos compartidos.

Muy probablemente el regulador de los medios, Ofcom, debe ser capaz de tomar medidas contra los jefes tecnológicos que no tomaron en serio la seguridad en línea, dijo el gobierno, y agregó que establecerá su posición sobre la responsabilidad de los altos directivos en los próximos meses.

Ben Packer, un abogado de Linklaters que ha asesorado a compañías tecnológicas, dijo que las propuestas mostraron que Gran Bretaña se había comprometido a implementar uno de los marcos regulatorios más ambiciosos hasta el momento, lo que tendría un impacto significativo en los gigantes tecnológicos.

Calificación

Deja un comentario